Por @Alvy — 17 de Junio de 2008

Estos últimos días hicieron la ronda por weblogs y -¿sorprendemente?- por los telediarios de las televisiones dos vídeos «graciosetes» que resultaron no ser lo que parecían, sino «campañas virales» cuidadosamente diseñadas para engañar al personal.

Tipo Enfurecido OficinaEl primero fue el vídeo del tipo destrozando una oficina [YouTube, 3 min.] que olía un poco mal al guardar cierto parecido con otros vídeos similares que son ya clásicos del Youtubismo: gente enfurecida rompiendo ordenadores y mesas, captados por una supuesta «cámara de seguridad» que «casualmente» recoge toda la escena desde el ángulo perfecto. Aquí incluso añadieron luego la publicación de un vídeo grabado con el móvil por uno de los supuestos «compañeros» durante la misma escena, desde otro ángulo.

El caso es que ese vídeo esta dirigido por Timur Bekmambetov y forma parte de la campaña de promoción de una película, Wanted que protagoniza Angelina Jolie. Cuentan el desmentido completo en ALT1040 (El video del tipo destrozando una oficina era una campaña de marketing) y Neoteo (Vídeo de furia en la oficina: Falso.

Teléfonos que estallan palomitasEl otro vídeo era un poco más cantoso y poco creíble, el de los Móviles que «cuecen» palomitas [40 seg.] que guarda un gran parecido con otro clásico, el de la leyenda urbana de si se puede cocer un huevo (de gallina) con dos móviles . Basta revisar la biblia de las leyendas urbanas Snopes.com para ver el desmentido.

En ese caso se trata de una campaña de márketing viral de Cardo Systems, un fabricante de gadgets Bluetooth, que ya ha desvelado la jugada en su web: Making popcron with a cellphone happens only in the movies («Que los móviles puedan 'cocer' palomitas sólo sucede en las películas»). También lo cuentan en Ciencia XXI: El fake de las palomitas de maíz.

Ante estos vídeos tan «espectaculares» que muestran cosas tan increíbles, todos deberíamos detenernos un momento y preguntarnos «¿es eso realmente posible? ¿o hay alguien intentando engañarme?». A veces la diversión y la sorpresa hacen bajar nuestras barreras ante la incredulidad.

Eso debería ser aplicado especialmente por las televisiones, para que luego no se produzca como contaban irónicamente en No Puedo Creer el efecto

Esto de los móviles ha salido en las Noticias de Antena 3, así que ha de ser cierto.

lo cual se produce simplemente porque la gente confía en que lo que se cuenta en un telediario es información «de verdad» y relajan sus defensas e incredulidad confiando en que los profesionales habrán confirmado las «noticias».

Si no se siguen esos criterios, luego por extensión la gente que no tiene por qué saber mucho de todo esto, se acaba preguntando aquello de si los móviles son peligrosos para la salud (que es que no).

Actualización: Más sobre el tema en Uno de los problemas del márketing viral son sus efectos secundarios.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear