Por @Alvy — 22 de Marzo de 2004

Todo esto de los rumores, hoaxes, bulos y demás es apasionante.

Al parecer hay unos 15 detenidos y 153 policías heridos a raiz de los incidentes provocados en el partido de fútbol Lazio-Roma. Las imágenes de las noticias de hoy eran bastante impactantes, sobre todo teniendo en cuenta que

(…) es el resultado de los graves incidentes registrados anoche tras la polémica suspensión del derby Lazio-Roma, a raíz del falso rumor difundido por seguidores radicales de que la policía había atropellado a un niño (…) [Cadena Ser]
En otras palabras: surgió y se extendió un rumor en el estadio y se montó la de San Quintín. Según contaban en la radio, el rumor se extendió entre los aficionados («la policía ha matado a un niño fuera del estadio»); comenzaron a gritar «asesinos, asesinos»; los jugadores pararon el partido; se vió a algunos aficionados saltando al campo para contarle a los jugadores lo que (supuestamente) había sucedido; radio, televisión y megafonía anunciaban que no había nada de cierto en el rumor, pero no sirvió de nada: al final el árbitro tuvo que suspender el encuentro como «mal menor».

Por lo que se ve, vivimos en la era de los rumores y las informaciones sin confirmar, y ni toda la tecnología del mundo va a cambiar eso. ¿O sí?

Actualización (23 de marzo de 2004): Interesante artículo de Karma Peiró, La de vueltas que da un bulo sobre los bulos y rumores del 11-M.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear