Por @Alvy — 9 de Septiembre de 2015

Típico artículo estilo autoayuda positivista buenrrollista bla bla bla:

El síndrome de la rana hervida – Si ponemos una rana en una cazuela con agua hirviendo instintivamente saltará fuera pero, en cambio, si encendemos el fuego con una pequeña llama para que vaya aumentando la temperatura de manera gradual... ¿Sabes qué ocurre? La rana no salta y muere sin darse cuenta.

Las personas solemos actuar de modo parecido a la rana del experimento. Somos muy capaces (…)

Recurramos a la ciencia, amiguitos:

Un rana en una cazuela – (…) Según los biólogos contemporáneos la premisa de esta historia es falsa: una rana sumergida en agua que se calienta gradualmente acabará saltando en algún momento (…) Esta falsa creencia se debe a algunos experimentos del siglo XIX que sugerían lo contrario.

Veredicto: la historia de la rana y el agua que hierve es una bonita metáfora, pero simplemente carece de una premisa válida que permita verla de otro modo – mucho menos como un efecto «real».

Science Bitches Shirt

Bonus: A veces no hacer nada es la mejor opción.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear