Por @Alvy — 29 de Julio de 2014

Sugar Loops (CC) Windell OskayContrariamente a lo que se suele creer, dar azúcar a los niños no los vuelve «hiperactivos» ni posesos cual endiablados monstruitos al estilo «exorcista» – aunque a veces se lo parezca a los padres. Según explica El listo que todo lo sabe en su blog: «los niños no se ponen hiperactivos y sobreexcitados por la ingesta del azúcar sino por el entorno y momento en el que lo están tomando (…) En la mayoría de ocasiones es algo que suele darse dentro de un entorno festivo, rodeado de otros niños y en el que se realizan juegos, risas y alborotos.» Al parecer fue Benjamin Feingold, un alergólogo, quien en 1973 propuso la idea de suprimir los colorantes, conservantes, sabores y edulcorantes artificiales de las dietas de los niños, de donde se deriva la falsa creencia. [Foto: Sugar Loops (CC) Windell Oskay.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear