Por @Alvy — 29 de Julio de 2014

Sugar Loops (CC) Windell OskayContrariamente a lo que se suele creer, dar azúcar a los niños no los vuelve «hiperactivos» ni posesos cual endiablados monstruitos al estilo «exorcista» – aunque a veces se lo parezca a los padres. Según explica El listo que todo lo sabe en su blog: «los niños no se ponen hiperactivos y sobreexcitados por la ingesta del azúcar sino por el entorno y momento en el que lo están tomando (…) En la mayoría de ocasiones es algo que suele darse dentro de un entorno festivo, rodeado de otros niños y en el que se realizan juegos, risas y alborotos.» Al parecer fue Benjamin Feingold, un alergólogo, quien en 1973 propuso la idea de suprimir los colorantes, conservantes, sabores y edulcorantes artificiales de las dietas de los niños, de donde se deriva la falsa creencia. [Foto: Sugar Loops (CC) Windell Oskay.]

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


Dificultades con los líquenes

EUR 18,95

Comprar


Ciberíada

EUR 10,64

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección


PUBLICIDAD