Por @Alvy — 10 de Agosto de 2007

Tripulación del Endevarour (Foto: NASA)El transbordador espacial Endeavour entró en órbita ayer preparándose para dirigirse a su destino: la Estación Espacial Internacional (EEI). Durante el primer día los astronautas aprovecharon para acostumbrarse a estar en el espacio y a las condiciones de ingravidez.

El primer problema detectado en la misión ocurrió durante el despegue. Se cree que hasta nueve trozos de la espuma aislante del tanque principal de combustible impactaron contra la nave durante los primeros minutos: uno pudo haber impactado contra uno de los flaps, otro contra un ala. John Shannon, responsable de la misión, asegura que tras haber estudiado dichos impactos se mostraba «confiado» en que ninguno haya supuesto un daño significativo para el Endeavour.

El segundo problema fue un fallo uno de los sensores de presión de oxígeno, que disparó la alarma durante ayer por la noche despertando a los tripulantes. Esto ha anulado el sistema de calefacción automático y ahora tendrán que regularlo manualmente cada hora, encendiendo y apagando un interruptor.

Durante el acoplamiento con la Estación Espacial Internacional, previsto para hoy viernes por la noche, se grabarán imágenes detalladas de todo el exterior de la nave, como es costumbre, para examinarlas con más detalle. Esta maniobra se conoce como Rbar Pitch Maneuver (RPM) y durante ella se toman miles de imágenes de la panza del Endeavour y su Sistema de Protección Térmica (TPS). Luego el equipo de tierra las examina cuidadosamente en busca de potenciales problemas.

Astroseti ha publicado algo de información sobre esa misión del Endeavour, incluyendo algunos datos curiosos como que:

  • Es la primera vez que un transbordador espacial usará un sistema de navegación por satélite, o GPS, para el aterrizaje.
  • Es la primera vez que un transbordador operará con la energía de la Estación Espacial Internacional a través de un cable conectado, ampliando así el tiempo que puede acoplarse a ella.

La Estación Espacial Internacional, a la que se acoplará la Endeavour, está actualmente en órbita de la Tierra a una altitud de unos 350 kilómetros. Realiza una vuelta completa al planeta cada 90 minutos, moviéndose a una velocidad de unos 28.000 kilómetros por hora.

Como manda la tradición, los tripulantes son despertados cada día con una canción. El jueves fue Where My Heart Will Take Me de Russell Watson, que es la banda sonora de Star Trek: Enterprise, dedicada al astronauta Mastracchio. Hoy viernes fue Mr. Blue Sky de la Electric Light Orchestra, dedicado a la astronauta Kelly.

Fuentes: NASA, Space.com y SpaceRef.com.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear