Por @Wicho — 5 de Noviembre de 2007

Hasta hace unos días el cometa 17P/Holmes era prácticamente un desconocido fuera del mundo de los astrónomos y de los aficionados a la astronomía porque aunque visita nuestro sistema solar cada siete años su magnitud es tan baja que normalmente sólo se puede ver con telescopios de una cierta potencia…

Pero en la noche del 23 de octubre el astrónomo aficionado español Juan Antonio Henríquez Santana, miembro de la Agrupación Astronómica de la isla de La Palma, descubrió que el brillo del cometa había aumentado enormemente, según algunas estimaciones hasta en un millón de veces, con lo que de repente se podía ver a simple vista y ser observado ya con cierto detalle con unos prismáticos, pues aunque se estima que el tamaño de su núcleo es de unos cuatro kilómetros la nube de gases que lo rodea es en estos momentos más grande que Júpiter.

Comparativa cometa Holmes / Rafael Benavides
El cometa 17P/Holmes los pasados 25, 26 y 28 de octubre por Rafael Benavides

No se sabe muy bien el motivo de este repentino aumento de brillo, aunque se especula con que una bolsa de gas de su interior haya explotado, con que se haya colapsado el núcleo del cometa por ser hueco, o incluso un choque con otro objeto, extremo que de todos menos parece menos probable.

En Cuaderno de Observación hay un par de anotaciones que hablan del descubrimiento de este aumento de brillo del Holmes y de lo que puede pasar con él, Outburst en 17P y ¿Qué pasará con el Holmes?; en Astroseti también hablan de él en Cometa oscuro que brilla repentinamente y Más sobre el cometa explosivo.

Finalmente, en Un cometa al alcance de todos los Museos Científicos Coruñeses, donde trabajo en el MundoReal™, se explica un poco también la historia de este cometa y como verlo, lo que básicamente implica localizar la constelación de Perseo a partir de las 20 horas y a ser posible antes de que salga la Luna.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear