Por @Alvy — 7 de Marzo de 2011

Saas

Una interesante entrevista con Joan Sabaté, director de la sociedad de arquitectura sostenible (SaAS) sobre los edificios que se construyen en la actualidad en nuestro país y su relación con la sostenibilidad y el medio ambiente:

En estos momentos, el mercado inmobiliario en España [de edificios sostenibles] es prácticamente inexistente. La mayor parte de las ventas se nutren del stock de edificios empezados antes del inicio de la crisis y, por tanto, no incorporan mejoras ambientales. En muchos casos, son edificios ya obsoletos antes de ocuparse. Pero todo apunta a que las nuevas promociones serán mucho más sensibles en estos aspectos.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — david

Pues ya se podian haber puesto las pilas antes, ¿no? Quizás es que estaban distraidos con la burbuja inmobiliaria...

#2 — Tres y dos

Unas preguntas:
-Sostenible = Paredes de pladur? o paredes como el papel?
-Sostenible = No vender tu alma al diablo para pagarlo?

#3 — estudiantedearquitectura

los arquitectos por supuesto no tienen (en su gran mayoria) la culpa de ninguna burbuja inmobiliaria. Hoy en día el papel del arquitecto es de "pepito grillo" entre el promotor y el propietario en potencia. Los promotores son los que hacen el negocio, los arquitectos se ven en la obligación de adaptar el negocio a las necesidades del usuario, cosa un tanto complicada.

Y bueno, las paredes de pladur, a parte de dar mayor flexibilidad a los espacios ya que permiten modificar la tabiquería al propio usuario, son sencillisimas de colocar, reparar, acondicionar, meter instalaciones, funcionan estupendamente acústicamente (vale, si le pegas un porrazo suena a hueco, pero yo no le voy pegando a las paredes de mi casa... y no son de pladur) y funcionan estupendamente termicamente;

ah, y si tropiezas con la silla y caes de cabeza en la pared, yo preferiria romper el pladur con la cabeza, a que el clasico tabique de ladrillo me rompa la cabeza a mí.

Igualmente, la sostenibilidad no es un negocio. Sevilla consume la mitad de recursos de toda andalucía; la huella ecológica del planeta es de 2,4.

La sostenibilidad no es un negocio. La arquitectura sostenible pretende reducir gastos tanto en recursos materiales como energeticos, algo totalmente indispensable si piensas en tener hijos o nietos;

y tranquilidad... el ahorro en recursos no es sólo para ese extraño concepto que algunos llaman planeta tierra, tambien lo es para cada uno de sus "inteligentes" habitantes.

#4 — Arquitecta sostenible

Culpar a los arquitectos de la burbuja inmobiliaria o de si los edificios y la manera de construir ciudad no es sostenible, es como culpar de que la Seguridad Social está mal o tiene largas listas de espera a los médicos