Por @Wicho — 25 de Abril de 2008

Hoy se cumplen diez años de la rotura de la balsa de residuos de la mina de pirita de la empresa Boliden en Sanlucar la Mayor que provocó el vertido de unos seis millones de metros cúbicos de aguas ácidas que contaminaron 63 kilómetros de río y unas 4.634 hectáreas de terreno, así como la muerte de un sinnúmero de peces y otros animales en lo que se ha dado en llamar el desastre de Aznalcóllar, que es donde está situada la mina.

La balsa de residuos ya reventada
La balsa de residuos que causó el vertido

Sólo la rápida reacción de Luis García Garrido, entonces viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Javier Cobos, director del Parque Natural de Doñana, y Miguel Ferrer, responsable de la Estación Biológica de Doñana del CSIC, quienes fueron capaces de poner en marcha y coordinar los escasos recursos de los que disponían, permitió salvar casi milagrosamente el parque natural de esta riada tóxica aún a pesar de la falta de coordinación reinante entre el gobierno central y la Junta en los primeros días.

Hoy en día, y tras invertir entre 300 y 400 millones de euros en la recuperación de la zona por lo general se considera que está regenerada, aunque algunas organizaciones ecologistas sostienen que en el río Guadiamar aún hay problemas de contaminación.

Lo más triste de todo, al menos para César Nombela, el entonces presidente del CSIC, es que no se haya aprovechado la lección aprendida entonces cuando los políticos decidieron escuchar inmediatamente lo que tenían que decir los científicos al respecto y actuar en consecuencia, evitando que el desastre adquiriera mayores proporciones de las que ya tenía. Para Nombela la prueba evidente de esto fue la pésima gestión del hundimiento del petrolero Prestige cuatro años más tarde.

Lo más sorprendente e indignante es que la empresa responsable todavía no ha soltado ni un euro, aunque la futura entrada en vigor de la ley que obligará a las empresas españolas o que operen en España a asegurarse frente a los riesgos medioambientales debería evitar que en el futuro seamos los contribuyentes los que tengamos que afrontar los gastos ocasionados por accidentes de este tipo… que por otra parte es de desear que no se produzcan muy a menudo.

Actualización: Paco Torres recupera en Aznalcóllar: el primer periodista el vídeo grabado por Antonio Manfredi en las primeras horas del desastre [Primeras imágenes del desastre de Aznalcóllar en blip.tv, 9:37, necesita Flash]:

Este vídeo contiene imágenes tomadas desde el Puente de la Doblas, en Sanlúcar la Mayor, a las 7:30, así como tomas aéreas de sendos vuelos en helicóptero a las 9:30 y 11. Salvo un par de minutos que fueron emitidos por Canal Sur y luego prácticamente todas las televisiones de España el resto nunca había sido publicado hasta ahora.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Raúl

Quizás lo ms triste sea precisamente eso, ver como mientras las riquezas de la explotación se las llevo una empresa minera las consecuencias del accidente las pagó el estado. Es decir, todos.