Por Esther — 28 de Diciembre de 2009

atacamaflorido.jpg
Pata de Guanaco (Calandrinia longiscapa) en el desierto de Atacama (Chile) fotografiado por Gerhard Hüdepohl. Imagen: Atacamaphoto (Vía Wikipedia)

Vagando por la Wikipedia, en el sentido más literal de procrastinar, encontré una entrada que me encantó: El desierto florido de Atacama.

Me encantó tanto por lo contradictorio y paradójico de semejante exhuberancia, colorido y vistosidad en un desierto como por interpretarlo- así lo veo yo, al menos- como todo un símbolo natural. Cualquier gesto para proteger un poco nuestro planeta quizás sea imperceptible hoy, pero quizás sólo esté latente esperando el momento oportuno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — H

Si quiere desiertos florecidos, vea los de Israel...

#2 — Stuajs

Los de israel??? pero se dan en forma natural o artificial??

#3 — maria

el desierto de atacama florece de manera natural, todas las flores allí fotografiadas son silvestres, no hay intervención humana, Ocurre al inicio de la primavera en Chile.
"El fenómeno ocurre cuando las lluvias hacen que gran cantidad de semillas y bulbos que se encontraban en estado de latencia germinen al llegar la primavera, acompañadas de la proliferación de insectos, aves y especies de lagartos pequeños." (Wikipedia).
Es un espectáculo bellísimo, es sobrecogedora la mezcla de colores en un lugar tan árido, ojalá todos pudieran observarlo. Así es Chile, mi país, un lugar bellísimo, lleno de contrastes.
Los felicito por la página, siempre encuentro cosas interesantísimas, un gran trabajo, y Feliz Año Nuevo!