Por @Alvy — 12 de Mayo de 2016

Zonas libres de tecnología / reclaimingspaces.org

Si tenemos «zonas libres de humos» o «zonas libres de ruido», ¿por qué no tener «zonas libres de tecnología»?

Pues sí: se suponía que los parques estaban ahí para alejarnos del mundanal ruido de las ciudades y acercarnos un poco a la naturaleza. Que estar en un parque usando teléfonos móviles, portátiles o tabletas para leer es algo incompatible. Algo que sin duda cualquier milenial cuestionaría sin pestañear.

La idea de los voluntarios de Reclaiming Spaces fue llevar a cabo una acción de guerrilla urbana a modo de «servicio público»: instalaron carteles de «zonas libres de tecnología» en diversos parques, tan reales que parecían de verdad:

Zona sin Tecnología; prohibido el uso de teléfonos móviles, tabletas, portátiles o dispositivos inteligentes. El incumplimiento de esta norma podría suponer multas de hasta 300 dólares.

Con el resultado de la experiencia montaron un vídeo. Fueron unos días de concienciación general respecto al papel que juega la tecnología en nuestras vidas cotidianas. Conversaciones, anécdotas, risas.

Mientras tanto, muchos de los paseantes de los parques se paraban ante los carteles sin entender bien cómo era posible algo así. Entonces sacaban su cámara de fotos o el teléfono inteligente y le tomaban una fotografía para el recuerdo. Toda una señal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear