Por Esther — 17 de Septiembre de 2008
Mascún
Zona del barranco del Mascún.
Foto: Barrankas.

Por Esther Celma El barranco del Mascún, en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara (Huesca), es un imponente ejemplo de belleza natural y también de interrelaciones insospechadas.

La sierra es un gran sistema kárstico o de roca caliza, permeable al agua y dúctil a caprichosas formaciones.

Una de esas formaciones es la surgencia del Mascún, que año tras año plantea un enigma por resolver: de la fuente brotan hojas de haya mezcladas con el agua. El caso es que no se encuentran hayas en Guara.

Una de las explicaciones posibles es que las arrastra el río Ara, también en un radio lejano:

Curiosidades del río Ara - Se cree con bastante fundamento que en la sierra de Jánovas se filtra por entre las grandes cavernas que en ella se descubren y da origen a la muy nombrada fuente que nace en el barranco de Rodellar, llamada Mascún, al pie de la sierra de Guara (...) Cuando crece el río Ara la expresada fuente aumenta el caudal de agua que en ella brota, y cuando las avenidas del Ara arrastran hojas de haya, la fuente presenta las mismas hojas.

Otra curiosidad de este paraje es la Ventana o el Delfín, según la cara por dónde se mire: lo sugerente del lugar ayuda a entender la etimología de Mascún. La palabra, de orígen árabe, significa lugar habitado por los espíritus.

Esther es periodista freelance. Corresponsal de El Vigía y adjunta de El Periódico en Tarragona. También colabora con TV3 y la Agencia Efe.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Chur.

¡Bonito artículo! , simplemente ya por mencionar la Sierra de Guara y el Valle del Ara... ; dos de los muchos hermosos tesoros que abrazan el "Pre" y "Pirineo" oscense. De hecho, ambas tienen la etimología de sus nombres relacionados con el Agua: ("Ara"; "zona de aguas",) como tantas otras zonas del Pirineo. (Arán, Aragüés, Aragón, Arazas...)

Pero, con toda la humildad y respeto a la autora del mismo, no puedo evitar poner algún punto sobre alguna de las "Ies" que aparecen en el mismo, que espero sirvan sobre todo como aporte y complemento positivo, y todo lo más alejado posible de cualquier ofensa, dogma o negativa intención.

La Sierra de Guara, pese a lo que nos ofrece en su mayoritaria extensión, no sólo presenta un clima mediterráneo. Dependiendo de orientaciones, también alberga otros aislados climas, situados en pequeños reductos de la Sierra, y... , uno de ellos es el del Clima Atlántico. Por ello, y ampliando información sobre una de las afirmaciones: SÍ QUE TENEMOS HAYAS EN LA SIERRA DE GUARA. De hecho, no son específenes aislados (que también se encuentran en otros puntos de la Sierra,) sino que gozamos de amplias zonas de Bosque de Hayas refugiados en las laderas nortes del Valle del Isuala, o más conocido como "Balcés Superior".

Bien. La importancia de este dato viene a entroncar con el asunto de la comprobable observación de hojas de haya por La Surgencia de Mascún. Cierto es que... , quien conozca la Sierra, advertirá rápidamente que los Valles del Mascún y del Isuala son diferentes, pero igualmente deberá observar que... , la tan misteriosa Surgencia del Mascún, se encuentra hidrológicamente nutrida por las lomas divisorias situadas exactamente entre las Vaguadas del Mascún y del Isuala, por lo que... , el misterio deja de ser ya tan misterioso. Dicha loma, (llamada más correctamente "Sierra del Balced", lo que puede dar idea de lo enorme de su extensión,) absorve en su complejidad kárstica (que es tan importante como desconocida,) prácticamente todas las precipitaciones que caen sobre ella, especialmente las de mayor abundancia que recaen sobre sus vertientes "Noreste", donde se sitúan nuestros más importantes Bosques de Hayas. ¡¡Curiosamente!! , escasísimas son las surgencias que, de esta "loma", manan hacia el Este, es decir, hacia el cauce del Isuala, pero sí hacia el Oeste: El Valle del Mascún. De hecho, La Surgencia del Mascún, es la única importante de la zona, junto a la gran desconocida Surgencia de La Montillosa, (mucho menos importante y conocida, situada en la cabecera del Barranco de Las Tablas,) y que ¡también curiosamente! , coincide en aportar hojas de haya al Barranco de La Virgen, tributario del Mascún. (En cuanto a la simultaneidad de que las crecidas del Ara coincidan con la aparición de hojas de haya en La Surgencia de Mascún, no es condicionante, ya que las lluvias del Valle del Ara son bastante comunes con las que se producen en la Sierra de Balced...) Los escasos cuatro kilómetros que, en una imaginaria línea recta, separarían la Surgencia del Mascún y las hayas de Balced, frente a los más de 15 kilómetros que la distan de los del Valle del Ara, junto a la clara basculación hacia el Oeste en que se conforman los estratos calizos que forman la Sierra de Balced, nos explican más que evidentemente el misterio de las hojas de Haya que aparecen por La Surgencia del Mascún, que... , a pesar de tan racionales y pragmáticos argumentos, no deja de sorprender por lo caprichoso e igualmente misterioso que se nos antoja el complicado enrejado hidrológico de la siempre maravillosa Sierra de Guara.

En cuanto a nuestra mascota delfinera, (que ¡curiosamente! , se encuentra justo enfrente de la mencionada Surgencia de Mascún,) pues esta vez sí que lo lamento pero... , es que no le veo la relación al bichito cetáceo con poder entender la etimología de Mascún... ("lugar habitado por espíritus"...)

Hay quien dice, ¡eso sí! , que esta figura oradada como puente roca en el mismísimo centro neurálgico deportivo de la Sierra de Guara, era augurio y premonición natural de lo que la Sierra de Guara iba a convertirse en un futuro ya presente: El lugar lúdico acuático mundial por excelencia. Si hay un animal cercano al hombre y además divertido y juguetón en el agua, ese es el delfín, y entonces la relación entre Guara-descenso de cañones-delfín, está servida... ¡¡Esto sí que es un misterio!!

Para entender la etimología de "Mascún", no hay nada mejor que hacer que acceder a la Peña Grau o a la Sierra de Arangol, (más etimología "ara",) y desde allí observar el marco superior que conforma el Barranco de Mascún; la hermosa y procesionaria continuidad de pináculos pétreos que coronan todo los laterales del cañón, hacen recordar indiscutiblemente al observador los sombreros de brujas medievales que estas intermediarias de lo exotérico tenían por costumbre utilizar encaramadas a sus escobas... Los habitantes del medievo, que bien conocían este lugar desde el cual observar el Barranco de Mascún, temerosos de todo lo tétrico y relacionado con el diablo, lucifer, los espíritus, el infierno, ... , (como oscuro y tenebroso es el interior del Cañon del Mascún,) bien se cuidaban de no adentrarse en tan peligroso lugar y de alertar con un adecuado nombre a tan revelador paisaje... Pero para mayor cuidado de las posibles influencias que desde "El Mascún" pudieran provenir, ya en el siglo XII, en la misma entrada del Barranco y en lo alto de un espolón, se erige la Ermita de la Virgen, símbolo eficaz, visual e inequívoco de protección de los habitantes del Valle de Rodellar frente al maligno que... , ¡indudablemente! , moraba en El Mascún...

¡¡Gracias por elaborar y promover este tipo de artículo, y confío en favorecer con mi observación una nueva perspectiva!!

Chur, guía de Expediciones.