Por Esther — 2 de Noviembre de 2009

La compañía Opower ha sacado partido a la eterna rivalidad entre vecinos para ahorrar energía. Ha desarrollado una factura de electricidad que compara el consumo propio con el de hogares vecinos. Así, azuza la competitividad para lograr los mejores resultados. El software de Opower lo han contratado 21 empresas de servicios públicos, entre ellas, las diez mayores de los Estados Unidos.

Luz vecinos.png

La ciudad californiana de Sacramento lo probó en un plan piloto de 35.000 hogares en abril del 2008. El primer año se ahorró un 2,1% y el segundo, un 2,8%. Según los vecinos, se sentían "alguien" en la comunidad si mejoraban sus marcas.

En Masachusets se han obtenido resultados similares en 40.000 hogares. Se ha comprobado que el mayor ahorro es a las 48 horas de recibir la factura y que la mayoría de clientes se acostumbró a pequeños cambios, como apagar luces en habitaciones vacías o apagar el ordenador si no se usa.

(Vía Solveclimate)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

9 comentarios

#1 — papho

Me parece una iniciativa genial, pero ¿alguien cree que en Eghpaña alguna empresa creará alguna iniciativa para que la gente consuma menos?

Ojalá vamos... Sería el primero en apuntarme.

#2 — ebeme

Umm, creo que aquí funcionaría pero al revés, por aquello de la chulería.

Saludos

#3 — Aitor

Me parece una iniciativa estupenda, sólo le falta matizar el gasto por inquilino o por m2 de vivienda.

Yo vivo con otras cuatro personas y lógicamente el gasto no es el mismo que en la casa del vecino, donde viven dos.

Además como ya han apuntado por estos lares el estupidismo congénito bien podría hacer de esta campaña un nuevo método de satisfacción para ver quien la tiene más grande (la factura, malpensados)

#4 — Esther

Hombre, pues sí que nos consideremos mal a nosotros mismos... De hecho no lo puse en la anotación, pero la Universidad de Arizona hizo un estudio previo para ver qué tal reaccionaría la gente y los resultados avalaron lo que ya hace años se sabe, que la presión del grupo influye y mucho. Si el grupo valora más gastar más, entonces sí que saldría el tiro por la culata, pero me parece que la conciencia sobre el despilfarro energético superaría ese escollo.
#Aitor 3.- El software tiene en cuenta esos condicionantes que dices, las comparaciones son entre hogares similares ;-)

#5 — Orayo

Es una manera divertida de controlar el consumo. Asi seguro que no nos vamos "olvidando" las luces. Y lo pongo entre comillas porque no me creo que una luz en un pasillo que no la esta utilizando nadie pase desapercibida.

#6 — Mefixto

Pues yo voy a apagar una luz que me he dejado encendida

#7 — Esther

Qué alegría me has dado, Mefixto. Gracias! :-)

#8 — Rafus

Yo viví durante un año en Wageningen (Holanda), una ciudad de estudiantes en su mayoría y la empresa de alojamiento tenía un método similar.
Puedo asegurar que funciona, no se si solo con estudiantes, pero a nosotros nos "picaba" saber que otros consumian menos.
De hecho pensé en proponerlo aquí, pero sabiendo como funcionan las sugerencias en este país...

#9 — DaNi

No creo que Fenosa tenga ningún inconveniente a llevar a cabo un plan similar... simplemente le incrementamos 20 €/factura por las gestiones xD.