Por Nacho Palou — 18 de Diciembre de 2009


The Copenhagen Wheel, proyecto del MIT Senseable City Lab.

Hace ya un tiempo comentamos el desarrollo de un sistema de propulsión eléctrica para bicicletas convencionales. El mecanismo ideado en el MIT aglutina en una sola pieza todo lo necesario para impulsar una bici con electricidad: el motor, las baterías y el alternador para recargar las baterías durante el pedaleo, los descensos o las frenadas.

La función principal del motor eléctrico en este caso es servir de ayuda al subir pendientes o remontar repechos que de otro modo requieren más fuerza de pedaleo por parte del usuario y su mayor atractivo es que puede acoplarse a una bicicleta normal.

Así es como resulta la bicicleta híbrida (propulsión por pedaleo asistida por un motor eléctrico), que se concreta en el The Copenhagen Wheel (la rueda de Copenague) presentsada esta semana: la energía liberada durante el frenado es convertida en electricidad y almacenada en la batería que hay en el interior del mecanismo acoplado a la rueda trasera, lista para utilizar cuando sea necesario un impulso extra.

Además, la rueda dispone de una serie de sensores que monitorizan el entorno: gases, ruido, humedad, temperatura. Estos datos son recopilados, enviados por GPRS y procesados por una aplicación que funciona en algunos modelos de teléfonos móviles y que indican cuáles son las condiciones para circular en bicicleta. Además desde el móvil se controla el cambio de marcha (dispone de tres) y se puede conocer la reserva de potencia, así como bloquear el mecanismo a modo de candado de seguridad.

(Vía Gizmología.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Warp

El diseño mola mucho. Las actuales bicicletas eléctricas tienen una batería horrenda en la columna del sillín. Esta solución es realmente elegante. El concepto de diseño tipo Apple aplicado a las bicicletas.

Molaría más si... no hubiera que cambiar las marchas ¿¡con el móvil!? Suena a WTF. La página dice que hay un soporte para móvil, aún así, el cambio de marchas no puede depender de que en un momento dado tengas que desbloquear el teclado y dar la orden. El accidente así está asegurado.

No comprendo la manía de enviarlo todo al móvil. ¿No podían poner un mando en el manillar? Ya sabemos que todo mejora con Bluetooth... pero ¿aquí? Absurdo.

#2 — Luciano A. Ferrer

Muy interesante... los gobiernos deberían producir este tipo de bicicletas a un coste baje y entregarlas al pueblo
En vez de dar subsidios a empresas de transporte (o parte, al menos).
La salud de la población aumentaría y el futuro mejoraría, sin mencionar la nueva visión del entorno que ganan los que usan bicicletas como transporte urbano.

#3 — Yuseiman

Espero que se comercialice pronto a un precio razonable :)

#4 — Fer

Es todo muy pequeño, me gustaría saber la potencia del motor, me da que será muy poco. Las bicis eléctricas actuales tienen esa bateria por la potencia que consumen y me da que guardará muy pocos W en tan poco espacio.