Por Nacho Palou — 18 de Diciembre de 2009


The Copenhagen Wheel, proyecto del MIT Senseable City Lab.

Este mecanismo ideado en el MIT aglutina en una sola pieza todo lo necesario para impulsar una bici con electricidad: el motor, las baterías y el alternador para recargar las baterías durante el pedaleo, los descensos o las frenadas.

La función principal del motor eléctrico en este caso es servir de ayuda al subir pendientes o remontar repechos que de otro modo requieren más fuerza de pedaleo por parte del usuario y su mayor atractivo es que puede acoplarse a una bicicleta normal.

Así es como resulta la bicicleta híbrida (propulsión por pedaleo asistida por un motor eléctrico), que se concreta en el The Copenhagen Wheel (la rueda de Copenague) presentsada esta semana: la energía liberada durante el frenado es convertida en electricidad y almacenada en la batería que hay en el interior del mecanismo acoplado a la rueda trasera, lista para utilizar cuando sea necesario un impulso extra.

Además, la rueda dispone de una serie de sensores que monitorizan el entorno: gases, ruido, humedad, temperatura. Estos datos son recopilados, enviados por GPRS y procesados por una aplicación que funciona en algunos modelos de teléfonos móviles y que indican cuáles son las condiciones para circular en bicicleta. Además desde el móvil se controla el cambio de marcha (dispone de tres) y se puede conocer la reserva de potencia, así como bloquear el mecanismo a modo de candado de seguridad.

(Vía Gizmología.)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD