Por Nacho Palou — 21 de Septiembre de 2017

Virgingorda oli 2017253 front
Isla Virgen Gorda. NASA Earth Observatory, Joshua Stevens.

Tras el paso del huracán Irma la isla caribeña de Barbuda quedó prácticamente arrasada en su totalidad. Otras islas afectadas también se han visto severamente afectadas. Tanto que su aspecto vistas desde el espacio ha cambiado radicalmente: la pérdida de las hojas y de la vegetación (arrastrada por el viento y el agua de la lluvia, no por el mar) las ha convertido en manchas marrones.

Virginislands oli 2017253
Islas Vírgenes. NASA Earth Observatory, Joshua Stevens.

Según Edmund Tanner, ecologista de la universidad de Cambridge, dentro de tres o cuatro meses las islas comenzarán a recuperar su color verde — si la temporada de huracanes lo permite. Las zonas más próximas al mar tardarán algo más en recuparse debido a que la sal del agua del mar puede haber matado buena parte de la vegetación; antes de volver a florecer la lluvia tiene que desalinizar la tierra. Tanner calcula que las islas recuperarán parte de su verdor dentro de seis meses.

Barbuda amo 2017251
Abtigua y Barbuda (arriba). NASA Earth Observatory, Joshua Stevens.

La imagen de la izquierda muestra el aspecto de Barbuda a finales del mes de agosto. La de la derecha recela un paisaje devastado el 8 de septiembre. En contraste la vegetación en la isla de Antigua se muestra relativamente intacta.

Barbuda oli 2017255
Isla de Barbuda. NASA Earth Observatory, Joshua Stevens.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear