Por @Alvy — 14 de Enero de 2008

60°C es la temperatura ópima del agua caliente.

Regula tu calentador de agua a un máximo de 60 grados centígrados: se ha calculado que por encima de esa temperatura se pierde energía de forma inútil.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Toribio

Al menos una vez al año hay que aumentarla a 70º para destruir la Legionella. El resto del año, a 60º.

#2 — Alvy

Interesante ese dato añadido.

#3 — Toribio

Es que ya que dejáis poner comentarios, no me iba a resistir ;p