Por @Alvy — 17 de Diciembre de 2016

De todos es conocidos que la contaminación atmosférica en China alcanza unos niveles asombrosos. Para hacerse una idea de de la magnitud del problema basta echar un vistazo a las cifras que se alcanzaron esta semana. La situación se prolongará al menos hasta la semana que viene debido a una combinación de clima atmosférico poco propicio y al smog producido por la contaminación de las fábricas, ciudades, vehículos y centrales de carbón:

  • El indicador de «partículas en suspensión» de menos de 2,5 micras (PM2,5) alcanzó en varias ciudades los 500 µg/m³. Comparativamente en España el valor objetivo anual es de 25 µg/m³ (y eso que la OMS recomienda no pasar de 10 µg/m³). Este dato puede variar de ciudad en ciudad y tener algunos días picos más altos, pero en China parece normal que en las ciudades se esté entre 100 y 200 µg/m³ en un día típico: más de diez veces lo recomendado por la OMS (!) En Madrid por ejemplo se supera el valor objetivo unos 10-12 días al año.
  • Estos días en ciudades como Beijing, Tianjin, Hebei o Shanxi la visibilidad era de tan solo 1 kilómetro.. Tan solo en Beijing viven más de 21 millones de personas.
  • En los avisos a la población sobre la calidad del aire, que se indican con tres niveles (verde, naranja, rojo) el estado general en China es naranja. En Pekín pasaron el viernes a alerta roja.
  • La manta de smog del momento actual ocupa actualmente un millón de kilómetros cuadrados de superficie, aproximadamente una novena parte de la superficie de toda China. Su equivalente sería la suma de las superficies de España, Portugal y Francia juntas.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear