Por Esther — 3 de Abril de 2009


Un centenar de investigadores de trece universidades de seis países europeos trabajan en la producción de hidrógeno mediante el programa Solar-H, coordinado por la universidad sueca de Uppsala.

Trabajan en dos grandes líneas. La biomimética o copiar a la naturaleza para conseguir fotosíntesis artificial y la producción de hidrógeno mediante organismos vivos.

hidrogeno.jpg

Descripción del diseño de la investigación: Dos líneas principales para lograr la formación de hidrógeno a partir de energía solar y agua. En la línea biológica, se usa biología molecular para desarrollar y mejorar las cianobacterias fotosintéticas para biorreactores. Imagen: Consorcio de la fotosíntesis artificial.


El cianobacterio (alga verde-azul) es idóneo, ya que "resiste temperaturas bajo cero y hasta 70 grados positivos", explicó Matthias Rögner, de la Ruhr Universidad de Bochum, al diario El Punt.

Los investigadores concluyen hoy un encuentro en Cambrils (Tarragona) y el balance es positivo. Calculan que en unos 10 años, "podremos ser capaces, a través de procesos articulados, de generar la reacción que transforme el agua en hidrógeno y oxígeno. Acudimos a la naturaleza para ver cómo lo hace", resumió Stenbjörn Styring, coordinador del proyecto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Lughnasad

No quiero ser quisquilloso, pero cianobacterio me suena a Mortadelo & Filemón.

#2 — Julián Rodriguez Orihuela

Y en 20 años... ¡Los cianobacterios se rebelarán y dominarán el mundo!