Por @Alvy — 13 de Enero de 2008

No introduzcas los alimentos que todavía están calientes en la nevera.

La mayor parte de las neveras ajustan su temperatura interna segú el valor programado. Introducir algo caliente hace subir la temperatura del aire del interior, que la nevera intentará compensar, lo cual propicia un gasto energético innecesario.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear