Por Esther — 14 de Diciembre de 2009


Feria de las Flores de Medellín, fotografiada por Imagen09

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Colombia ha desarrollado una técnica para convertir los residuos vegetales, sobre todo los tallos, en materias primas biodegradables.

Una de sus aplicaciones son semilleros en forma de cajitas que permiten a las plantas germinar directamente en tierra firme, ya que se plantan con semillero y todo. También puede usarse para fabricar menaje desechable y material de aislamiento termoacústico.

La Asociación Colombiana de Floricultores apoya el proyecto, sobre todo para aprovechar las 1.700 toneladas anuales de residuos que genera el sector.

(Vía Universia)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear