Por @Alvy — 22 de Mayo de 2017

Hace unos días se han terminado de instalar los 32 aerogeneradores de Dong Energy en la costa de Liverpool. El proyecto, conocido como Burbo Bank Offshore Wind Farm comenzó en 2007 y contaba ya con 25 turbinas en funcionamiento, a las que se han añadido estas otras 32.

Los 32 aerogeneradores tienen una capacidad individual de 8 MW de generación eléctrica cada uno; la compañía acumula esta nueva instalación una capacidad global en todos sus proyectos de 5,3 GW, que no son moco de pavo – pueden alimentar las necesidades de más de 4 millones de hogares si la meteorología acompaña. La energía generada llega a tierra a través de un cable de una subestación y un cable de 3,5 km que transcurre a entre 6 y 13 metros de profundidad.

El aspecto de los aerogeneradores es majestuoso, como muestra el vídeo: con 195 metros de altura (los habituales están entre 100 y 150 metros) cubren entre todos ellos un área de mar de unos 40 kilómetros cuadrados. Por comparar: si has estado alguna vez en Londres y has visto el gigantesco London Eye, la noria del Támesis, las aspas de cada aerogenerador cubren un círculo todavía mayor y a más altura – el London Eye alcanza los 135 metros.

Un dato resulta esclarecedor: con una sola vuelta de las hélices se genera la electricidad equivalente como para alimentar una vivienda durante 29 horas. En la práctica este «parque eólico marino» proporcionará energía a unas 200.000 viviendas de la zona.

(Vía The Guardian + Vocativ.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones