Por @Alvy — 16 de Noviembre de 2017

Esta magnífica simulación que acaba de ver la luz en canal NASA Goddard muestra el estado de la atmósfera durante 2017. Más específicamente permite ver los huracanes y sobre todo los diferentes aerosoles: el agua marina pulverizada, el humo de los incendios forestales y las partículas de polvo en suspensión, procedentes principalmente de los desiertos.

Es difícil ver todo esto en las fotografías desde órbitas altas, pero los satélites pueden captar los datos concretos de cada uno de los fenómenos. De modo que lo que han hecho en la NASA es combinar la imagen de un mapamundi «limpio» y superponer los modelos matemáticos de todos ellos, coloreándolos y animándolos con bastante verosimilitud: azul para el agua marina, blanco para el humo, marrón para los incendios.

Esta reconstrucción permite ver fácilmente la formación de las tormentas tropicales y los huracanes. En agosto se ve la llegada del Harvey seguido del Irma, José y María. El inusual huracán Ophelia apareció a principios de octubre y se acercó bastante a España (hacia el 15 de octubre) hasta alcanzar Irlanda y luego desaparecer.

Mientras tanto, la costa oeste norteamericana se quemaba, algo que se ve con claridad meridiana en el vídeo. Esto afectó especialmente a California pero también más al norte a Oregón, Washington y la Columbia británica de Canadá – literalmente cientos de incendios simultáneos durante meses. El humo desprendido circulaba de oeste a este por todo el continente, llegando en ocasiones hasta Groenlandia e Islandia.

En España hubo incendios ocasionales, pero en las dos primeras semanas de octubre comenzaron los pavorosos incendios de Galicia y Portugal, que duraron hasta la semana del día 21 de ese mismo mes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear