Por @Alvy — 30 de Enero de 2008

Puedes apagar la cocina minutos antes de terminar de cocinar, porque tanto la propia cocina como los recipientes mantendrán el calor unos minutos.

Este efecto se aprecia especialmente en las placas de las cocinas eléctricas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Elenita

Añadiría a este sabio consejo el dejar sobre la placa que se está enfriando un cazo con algo de agua. Así la placa se estropea menos (pues si calienta sin nada encima se deteriora) y nos dura más tiempo.

De nuevo, aplicable especialmente a las placas eléctricas.

PD: el agua la podemos reutilizar una vez que se enfríe para regar las plantas, o limpiar el suelo, etc etc.

#2 — bagel

Yo añadiría que a las placas eléctricas "que no sean de inducción", porque éstas, aunque se calienten un poco en la base, no están pensadas para tener inercia térmica, como las de vitrocerámica o las eléctricas de toda la vida.

Salud!