Por @Alvy — 24 de Enero de 2008

Utiliza colores claros en la pintura de las paredes y techos de la casa e incluso en el mobiliario.

Para gustos, colores, y aunque sobre gustos no hay nada escrito… Una casa de colores claros es más ecológica: las paredes reflejan más luz y por tanto requieren menos iluminación y gasto energético a lo largo del día.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear