Por @Alvy — 28 de Enero de 2008

Reduce la capacidad total de la cisterna de tu inodoro para ahorrar agua.

Aunque muchos inodoros modernos ya disponen de un mecanismo de ahorro de agua o de un doble botón al efecto, los más antiguos consumen a veces más agua de la necesaria. Un truco bien conocido es meter en la cisterna una o dos botellas grandes, llenas y cerradas, de modo que reduzcan la capacidad total sin perder eficacia. En otros modelos con un poco de ingenio se pueden instalar unas gomas elásticas para limitar su descarga. [¡Gracias, enlacesatspace!]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — bagel

Es más sencillo aún ajustar la altura de la boya que sirve para cerrar el grifo de agua de llenado de la cisterna al nivel que uno desee.

#2 — Alvy

Sí, ciertamente que en algunos casos eso será mejor, pero depende de dos factores: (1) que la boya de la cisterna en cuestión sea regulable, que tal vez no todas lo sean y (2) la habilidad de quien tenga que hacer la operación… No todo el mundo sabe ajustar un mecanismo como ese, y en cambio sí que todo el mundo sabe llenar una botella de agua y meterla en la cisterna (también conocido como «solución de baja tecnología»).

#3 — Oswaldo

En colombia y mas preciso en el Valle del Cauca existe mucho cultivo de Caña de Azucar que consume mucha agua. Mas ahora que estan haciendo etanol, los consumos de agua se dispararon en estos cultivos.

Sin ser pesimista y tampoco derrochador de agua, que ganamos con ahorra mililitros si el gran hacendado y terrateniente gasta por montones el agua que con "sacrificio" y "botellitas enel inodoro" ahorramos?

Sera que ellos tambien lo haran en la casa?

#4 — bagel

#2 Por supuesto, simplemente aportaba una solución más (y más efectiva, desde luego). El que tenga miedo a abrir la "tapa" de la cisterna o a regular la boya (no conozco ninguna que no sea regulable, aunque lo mismo las hay, vaya usted a saber...) que utilice otras técnicas aunque la de las gomas a mí me parece más complicada y con efectos colaterales, como que se rompan las gomas sin darte cuenta y terminen impidiendo el cierre ajustado de la cisterna, con lo que se hace un pan como dos tortas, ya que ésta perdería agua constantemente. :)

#5 — Nacho Palou

El hack típico si la boya no es regulable es forzar ligeramente el alambre que la une al mecanismo curvándolo de modo que la boya baje respecto al nivel del mismo —de ese modo la boya “tocará” antes la superficie del agua y forzará el cerrado del paso del agua.