Por @Wicho — 1 de Junio de 2009

Fluorescencia del plancton medida por el MODISS - Mike Behrenfeld, Oregon State University

Uno de los grandes problemas de intentar seguir los procesos que ocurren en los océanos es que por su extensión hay grandes zonas de estos en los que nunca se han tomado muestras o en las que se toman muy de vez en cuando, con lo que resulta difícil establecer cómo los afectan las actividades humanas, el clima, u otros factores.

Para esto la observación desde satélites es una opción que puede ser muy válida, y un estudio recién presentado explica como utilizando el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS, Espectrómetro de Resolución Moderada) del satélite Aqua de la NASA se acaba de hacer el primer análisis global del estado del fitoplancton unicelular de los océanos: Satellite-detected fluorescence reveals global physiology of ocean phytoplankton.

Este tipo de fitoplancton es fundamental para la salud de estos ya que en la mayor parte de los ecosistemas marinos representa el primer paso de la cadena trófica de estos, y su estado afecta cosas como la pesca, la cantidad de dióxido de carbono que puede absorber el océano, o como este responde al cambio climático.

Para ello los responsables del estudio han utilizado el MODIS para medir la cantidad de luz fluorescente roja que emiten estos organismos, pues esta depende de si tienen una cantidad suficiente de nutrientes o no, en especial de hierro.

Así, Scott Doney, un químico marino de la Institución Oceanográfica de Woods Hole y co-autor del trabajo comenta que «en escalas cortas de tiempo -meses o semanas- se puede medir la respuesta del plancton a la llegada de hierro que traen las tormentas desde tierra o el agua rica en este que llega de los continentes o islas; tomando mediciones a lo largo de años y décadas se pueden detectar tendencias a largo plazo relacionadas con el cambio climático y otras actividades humanas.»

(Vía Universe Today.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear