Por @Alvy — 30 de Marzo de 2008

Conduce a menos de 100 km/h para ahorrar combustible

Tampoco se trata de ir pisando huevos por la autopista, pero está comprobado que conducir a más de 100 kilómetros por hora aumenta el consumo del coche de forma desproporcionada, así que en lugares donde puedas limitarte a ir a 100 km/h o menos es una buena idea para consumir menos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — Babblo

Lo del consumo depende del vehiculo y las condiciones del viaje (carga, estados de cubiertas, etc, etc)

Lo ideal es (si no esta en el manual) descubrir la velocidad "crucero" y mantenerla, evitando frenar y acelerar continuamente.

Saludos!

PD: No tengo acentos, pero de verdad, volo la tecla y no llego a meter el dedo en el agujero del teclado :P

#2 — Aurelio Llorente

Para mantener la velocidad viene muy bien el regulador (o control de crucero) que tienen muchos coches de ahora.
Aunque también te das cuenta de lo difícil que es para los demás mantener constante la velocidad.

#3 — Jordi

Este eco-consejo nos lo han aplicado en las entradas y salidas de Barcelona donde ya no se pueden superar los 80 Km/h. A parte de disminuir consumo y polución (que me parece genial) se ha encontrado un nueva ventaja: colocando unos cuantos radares la recaudación aumenta :)

#4 — Rompememes

En realidad, si no recuerdo mal lo que estudié sobre motores, el consumo no depende de la velocidad, sino de lo revolucionado que vaya el motor. Cada motor tiene un óptimo de revoluciones en el que el consumo es mínimo. Pero dependiendo de en qué marcha vaya el coche, la velocidad para un consumo óptimo variará. Supongo que para la mayoría de los coches en carretera y con la quinta marcha puesta, ese óptimo de velocidad será en torno a los 100 km/h. Pero debería de haber variaciones entre motores diesel y gasolina, y en función de la potencia del motor: no va igual de revolucionado a 100 km/h un motor de 80 CV que otro de 110 CV

#5 — Jareta

Simplificando, debería de llevarse el motor, en llano, en quinta o sexta velocidad al régimen (número de revoluciones) de par máximo.
Con ese régimen se consigue el mejor rendimiento energético del motor.
Otra cosa es que a menos revoluciones, menos consume, pero a costa de un peor rendimiento.