Por @Alvy — 21 de Marzo de 2008

Si lavas los platos a mano, no dejes el agua correr: rellena primero el fregadero, lávalos y acláralos al final

La cantidad de agua que se pierde dejando el grifo abierto es mucho mayor de lo que parece, hay que limitarse a usarla sólo lo imprescindible.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Jumanji

Friego los platos a mano, y se puede gastar muy poca agua. Cuando veo a la gente dejar correr el grifo, algo demasiado común, se me ponen los pelos como escarpias