Por @Alvy — 21 de Marzo de 2008

Si lavas los platos a mano, no dejes el agua correr: rellena primero el fregadero, lávalos y acláralos al final

La cantidad de agua que se pierde dejando el grifo abierto es mucho mayor de lo que parece, hay que limitarse a usarla sólo lo imprescindible.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD