Por Nacho Palou — 29 de Enero de 2014

impresora-inyeccion-agua-papel.jpg

Según Will Water Be Your Next Printer Ink? el 40 por ciento de los documentos impresos en entornos de oficina se utilizan sólo una vez, lo que supone un desperdicio tanto de tinta de impresora como, sobre todo, de papel.

La idea que están desarrollando investigadores chinos consiste en una impresora de inyección convencional —un modelo originalmente utilizado para funcionar con tinta— que utiliza agua en lugar de tinta para imprimir sobre un papel específico que reacciona con la humedad, haciendo que la impresión sea visible durante un día completo, hasta 22 horas.

El papel es además reutilizable: una vez se ha secado el agua del todo y desaparece la humedad el papel vuelve a quedar blanco y limpio, listo para volver a la impresora de nuevo y ser reutilizado hasta 50 veces. El cartucho se rellena con agua del grifo.

Teniendo en cuenta el precio de la tinta y del papel, los investigadores aseguran que su método de impresión tiene un coste de sólo un uno por ciento en comparación con la impresión convencional con tinta en papel no reutilizable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear