Por @Alvy — 28 de Enero de 2008

El Enviromental Performance Index de la Universidad de Yale es un ránking que combina 25 indicadores relativos a cómo cada país trata en sus políticas medioambientales asuntos como la salud, la polución del aire, el agua, la biodiversidad, los recursos naturales y el cambio climático. Combinando en cada categoría lo que es generalmente aceptado como bueno para el medio ambiente se ve cuán cerca del objetivo queda cada país.

En el informe de este año, de los 149 países examinados, España ocupa el puesto 30º en la lista. Lo cual podría pensarse que no está mal pero también que podría mejorarse bastante: prácticamente vamos a la cola de los países de la Unión Europea y también hemos bajado respecto a 2006 (desde el puesto #23).

Suiza lidera el ránking, seguida de países nórdicos como Noruega, Suecia y Finlandia. A continuación Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Japón y Canadá, entre otros, están por encima de nosotros. Por detrás de España, en un peor puesto, quedan como más significativos países como Estados Unidos, Brasil, Argentina, México e incluso Australia.

Hay un excelente análisis mucho más detalledo en un artículo de Soitu: España, en el puesto 30º del ranking ambiental del mundo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Brian

Desafortunadamente este índice que hace aparecer a países sudamericanos como "no-amigables" con respecto a política medio-ambientales, ocultando un fenómeno que no se puede seguir tapando con un dedo: la mayoría de las multinacionales instalan plantas en nuestros países con medidas en el tratamiento de contaminantes mucho menores o nulas a que si estuviesen instaladas en Europa... u otros países indicados como "limpios", haciendo que nosotros seamos una especie de "tapete" donde varios esconden su mugre...
Por otra parte, nosotros también deberíamos tomar este tema con mucha más seriedad y tener verdaderas legislaciones que promuevan un control más estricto sobre estas industrias extranjeras y su relación con su entorno ambiental, sancionando y obligando a acatar los estándares europeos para estos casos, el mejor ejemplo, desafortunadamente lo tenemos entre Uruguay y Argentina, con la "bendita" pastera de finlandesa Botnia y la futura planta española de ENCE, con hechos que reflejan y soportan lo que sostengo...
Mucho se habla sobre el tema ambiental y lo que se debería hacer, pero la realidad es otra e índices como éstos, sólo sirven para premiar actitudes pseudo-verdes que en realidad marchan muy a contramano de lo que realmente debería ser.
Un saludo muy especial a todos ustedes y los felicito por este espacio en donde a diario, puedo sorprenderme.
Desde Córdoba, Argentina.
Slds. atte.
Brian Fillaster