Por @Alvy — 18 de Marzo de 2008

Apaga la luz de la oficina si el día es suficientemente claro

Algunos días la luz exterior es suficiente para realizar las tareas cotidianas, pero como las luces de las oficinas suelen estar programadas o nadie se hace cargo, se derrocha energía de forma innecesaria. [¡Gracias, Ana Marcela!]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear