Por Esther — 5 de Enero de 2009

eco_casa.jpg
Vista áerea de la Casa R / Ecofriend

El ecodiseñador Michael Jantzen ha ideado la Casa R, una casa prefabricada por secciones a base de accoya, un tipo de madera más resistente al agua y obtenida de forma sostenible. La casa se declara libre de tóxicos, se alimenta de energía solar y eólica; incluye un sistema de recogida de lluvias y los inodoros son de compostaje. Cuenta con calefacción de hidrógeno y para enfriarla confía en la ventilación natural. La seguridad se basa en persianas especiales y la estructura está pensada para ampliarla si conviene con más módulos.

Impecable como ejercicio de diseño, no resuelve sin embargo qué instalaciones solares y eólicas son necesarias y es apta sólo en climas templados.

(Via Ecofriend).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Juanma

Me parece estupendo que se diseñen estas casas, pero al ritmo de crecimiento de la población y con el espacio que se necesita para su construcción, nos quedaríamos sin terreno disponible en un par de siglos. ¿Porqué no diseñar un edificio de 200 viviendas ecológico?¿No sería aún más ecológico al aprovechar el espacio? Digo yo...

#2 — marco

Vaya, parecía una maqueta del colsionador de hadrones.

"Quien colisiona un hadrón..."

#3 — PoL

Te doy toda la razón Juanma.

No nos engañemos. el futuro está en esas "ciudades pirámide" de 1 Km de lado que ya estan diseñadas por ahí, con viviendas, jardines, servicios... En un mundo superpoblado dejémonos de "chalets" ecológicos.

#4 — Fabián

parece buena idea, pero estoy de acuerdo con PoL, el futuro está en esos edificios ciudad que algunos llaman Arcologías, no sé si tengan algun otro nombre, en este tipo de ciudades no se necesitarían vehículos de transporte particular.