Por Nacho Palou — 28 de Mayo de 2008

Desde el desastre del Prestige en 2002, la European Maritime Safety Agency (EMSA, Agencia Europea de Seguridad Marítima) en cooperación con la Agencia Espacial Europea (ESA) vigila el movimiento de los barcos cercanos a las costas de la Unión. El objetivo es detectar vertidos contaminantes en el mar que se produzcan de forma accidental o intencionada, y en este caso además identificar el buque responsable.

Detector vertidos desde buques
Utilizando imágenes de satélite con el sistema de identificación de barcos es posible detectar vertidos ilegales en el mar.
Imagen Kongsberg Satellite Services.

El sistema combina el sensor SAR a bordo de satélites Envisat, ERS y RADARSAT y el Sistema de Identificación Automática integrado en los barcos, que emite una señal con el nombre y otros datos correspondientes al buque de forma similar a cómo se identifican los aviones en vuelo.

En la imagen superior se pueden ver en verde las rutas seguidas por diveros barcos identificados (aunque en la imagen los nombres están borrados) y el rastro dejado por uno de ellos que probablemente está limpiando los tanques en alta mar. Lamentablemente es habitual que los responsables de buques de carga vacíen restos o limpien los tanques de transporte de productos químicos o petróleo llenándolos con agua del mar y vaciándolos a lo largo de su ruta.

Los sistemas de radar del sistema de detección permiten identificar barcos pequeños de hasta entre 15 y 30 metros independientemente de las condiciones meteorológicas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear