Por @Alvy — 27 de Octubre de 2016

La arcología es la combinación de arquitectura y arqueología, con el objetivo de construir edificios grandes, densos y optimizados para consumir la menor cantidad de recursos naturales posibles. Esto permite levantar ciudades que estén en armonía con los limitados recursos del planeta.

En este mini-documental de The Atlantic explica cómo es la vida de la ciudad experimental de Arcosanti (Arizona), construida según estos principios. [El vídeo está en inglés sin subtítulos.] Arcosanti lleva existiendo de un modo u otro desde 1970 y su creador, Paolo Soleri, la denomina «un laboratorio experimental».

El resultado es una peculiar mezcla entre una comuna hippie, una granja moderna, un Mad Max sin violencia y una comunidad un poco estilo La playa, pero donde conviven la tecnología moderna (incluyendo un laboratorio) los huertos y talleres junto con una piscina, zonas comunitarias y hogares confortables. Así a primera vista todo parecen ventajas y el resultado se ve agradable – cómo se sobrelleva el día a día habría que verlo.

Los habitantes de Arcosanti técnicas de construcción, materias primas y procesos de fabricación tradicionales, incluyendo el reciclaje, la alfarería y el trabajo con el metal (hay una fundidora). Cuando se enfrentan a dos o más formas de obtener un mismo resultado eligen el óptimo teniendo en cuenta el «factor ecológico» y su impacto medioambiental, algo que muchas veces se olvida en las ciudades normales y corrientes que conocemos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible