Por Nacho Palou — 14 de Diciembre de 2016

Section hero

Apenas un mes después de que Tesla instalara en la isla de Ta'u una red eléctrica solar la compañía ha completado la instalación de otra microred eléctrica en la isla de Ocracoke, en Carolina del Norte.

Hasta ahora la isla obtenía la electricidad a través de un cable submarino que ocasionalmente dejaba a la isla sin electricidad debido a daños en el cable, especialmente cuando había grandes tormentas o huracanes. O cuando un tiburón mordisqueaba el cable.

En esas circunstancias la isla recurre al uso de generadores eléctricos diésel, recurso que se ha reforzado con la instalación de una pequeña planta solar y una decena de baterías Powerpack de Tesla / SolarCity con capacidad para suministrar 1 MWh en caso de necesidad.

A diferencia del proyecto de la isla de Ta'u, esta nueva instalación no consiste en una red eléctrica independiente, sino que se trata de un mecanismo de respaldo que acumula electricidad obtenida del sol a la cual se recurre cuando se interrumpe el suministro eléctrico a través del cable submarino.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear