Por @Wicho — 8 de Mayo de 2009

La Anaconda de Checkmate Seaenergy es una serpiente de goma que, rellena de agua dulce para evitar que colonicen su interior organismos marinos, e instalada justo bajo la superficie del mar, aprovecha la energía de las olas para generar electricidad.

El principio de funcionamiento se basa en la fuerza que las olas hacen sobre el exterior del dispositivo, lo que a su vez provoca una onda que hace desplazarse al agua del interior hacia el final de este, donde atraviesa una válvula de alta presión que aumenta su potencia para después hacer girar una turbina eléctrica convencional. El agua dulce vuelve luego a la parte delantera de la Anaconda mediante una serie de válvulas unidireccionales.

A diferencia de otros sistemas para aprovechar la energía de las olas, solo necesita estar anclada al fondo marino por un lado, lo que facilita su instalación y reduce el mantenimiento, y las únicas partes móviles son las del generador.0

Por ahora está en pruebas un modelo a escala 1:8 en una piscina de olas en Gosport, en el Reino Unido, donde intentan aumentar su eficacia a la hora de realizar la conversión de la energía de las olas en electricidad.

Según el fabricante, que espera tener el sistema en producción real en 2014, cada una de ellas podría generar energía para alimentar 1.000 hogares.

(Vía Boing Boing.)

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — David Carrero Fernández-Baillo

Realmente sorprendente. Como se potencian sistema de generación de electricidad así :)