Por @Alvy — 2 de Septiembre de 2008

Jeffrey SachsMe impactaron bastante los datos de este artículo que estuve leyendo en el Investigación y Ciencia del mes pasado. En una sola página Jeffrey D. Sachs, economista y director del Earth Institute de la Universidad de Columbia, consigue explicar claramente el problema de los recientes incrementos de precios en los alimentos de todo el mundo, y plantear algunas soluciones. Dedica una buena parte a implicación de los biocombustibles en todo esto.

La versión original extendida puede leerse en la web de Scientific American: Surging Food Prices Mean Global Instability. En castellano se ha publicado en la revista de agosto de 2008.

Estos son algunos de los datos:

El incremento vertiginoso de los precios de los alimentos en el mundo empieza a causar estragos (...) La realidad es dura. A principios de 2006 una tonelada métrico de trigo costaba en los mercados de materias primas alrededor de 375 dólares. Para marzo de 2008 superaba los 900 dólares. Simultáneamente, el maíz subió de 250 dólares a 560. Los precios del arroz se han disparado.

(...) Un revés incluso mayor ha sido la decisión de EE.UU de subvencionar la conversión de maíz en etanol para mezclarlo con gasolina (...) una política desatinada, promovida por un agresivo grupo de presión agrario (...)

Hasta un tercio de la cosecha de maíz del Medio Oeste de EE.UU. se convertirá en etanol, lo que provocará una oleada de incremento de los precios a lo largo de la cadena alimentaria.

Respecto al etanol, en el artículo se apunta además que en cualquier caso reemplazar la gasolina por etanol tampoco sirve de mucho de cara a reducir las emisiones netas de carbono, si se tiene en cuenta todo el ciclo completo de producción.

Ls medidas que Sachs propone para paliar la situación son cuatro:

  • Que la ONU sufrage un incremento de la producción de aliementos en África
  • Que EE.UU. acabe con las desacertadas subvenciones al maíz convertido en etanol
  • Que se financie una investigación a largo plazo sobre una producción agrícola óptima
  • Seguir adelante con el Fondo de Adaptación anunciado en la Conferencia sobre Cambio Climático en Bali para ayudar a los países pobres a enfrentarsea los riesgos de las adversidades climáticas
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — Eco-addiction

Tampoco hay que olvidar el problema de la super-población y del nivel de vida y claro está, de la paradoja de Malthus.

#2 — Jose Luis

¿Desde cuando nos hemos vuelto tan chovinistas como para decir que un mayor nivel de calidad de vida es malo para el planeta?

De la misma manera que más iphones y coches más potentes no es sinónimo de mayor felicidad, no caigamos en la estupidez de decir que mayor calidad de vida para la humanidad es empeorar nuestro planeta.

De hecho en pro de la "ecología" se ha promovido el uso masivo de los biocarburantes y eso nos va a llevar a graves crisis tanto humanas como ecológicas. Que saquen la cabeza bien alta todos los defensores de los biofueles!, que no se escondan y reconozcan que van a matar a millones de personas y que se van a devastar hectáreas de terreno para cultivarlos.

El uso del prefijo "eco" o "bio" hoy en día parece que convierte cualquier idea en buena y sensata. No tardaremos en llegar al punto en que se justificará e exterminio masivo de población para aliviar el planeta. Esto me recuerda demasiado al comunismo. Y es posible que dentro de un par de decadas la Republica Popular China decida la aniquilación de los demás paises para así aliviar el planeta de cara a su propia expansión.

Lo que hay que hacer es discutir las ideas desde el fondo, sin los prejuicios propagados por algunos centros de presión falsamente ecologistas (e incluyo a Greenpeace desde hace unos 5 años).

Hay teorías que van más allá de la idea de Gaia, y que asguran que la raza humana no hace otra cosas que colaborar para el pleno desarrollo del superorganismo que algún dia será la Tierra. Desde este punto de vista, nosotros no tenemos libre albedrío completo, somos las celulas de la Tierra y como tales no hacemos más que cumplir sus designios.

Aunque improbable, esta teoría es una posibilidad que debe hacernos pensar un poco antes de promulgar "leyes fundamentales" erróneas acerca de la ecología: Los molinos de viento son buenos, los biocombustibles son buenos, la radioactividad es mala...

#3 — Bakshish

Pues yo no tengo tan claro el asunto de la culpabilidad de los biocombustibles.

A mi entender, aunque el ciclo del bioetanol no reduzca mucho las emisiones de CO2 (algo reduce, ¿no), el uso de esta alternativa tiene más que ver con la escasez de petróleo que con conspiraciones judeomasónicas para exterminar la población o presiones de agricultores americanos.

Hay otras alternativas para los vehículos claro (solar, electrica, hidrógeno). Esta sólo es una más que les sirve a muchos para minimizar su "dependencia energética" del petróleo.

Dicho esto, la subida de precios de los cereales tiene más correlación con el precio del petróleo (coste indirecto) que con la cantidad de grano dedicado (en Europa un 2% en 2007 y se prevé un 4% en 2010).

Las teorías sobre consciencias globales,noosferas, logosferas y similares, mientras no se demuestre nada (difícil lo veo) las dejo para las historias de ciencia ficción y los neohippies...

#4 — eco-addiction

Totalmente de acuerdo, en pro de la Ecología se están promoviendo muchas acciones que a lo largo poco tienen poco de "ecológicas" . En Estados Unidos la subvención de Maíz para utilizarlo como combustible , tenía más que ver con "entretener" un sector primario en declive, idem de idem en Brasil con los Colonos y las plantaciones de Soja en el Amazonas .
Los "biocombustibles" se han promovido como si fueran la panacea sin un riguroso estudio de impacto ambiental.
Hoy se sabe , que lejos de reducir la emisión de CO2 , los "biocombustibles" , están causando una subida vertiginosa de los cereales, ya no se puede hablar de "biocombustibles", lo correcto es decir "agrocombustibles".

#5 — SG

Coincido totalmente con los comentarios anteriores.

El presente parece una utopia, supera a cualquier raciocinio inteligente.

Contamos con tecnologia para estar comunicados a travez del globo, compartir informacion y estar mejor informados pero esto "todavia" no alcanza ya que nuestras costumbres o vicios estan totalmente infectados.

Todo este avance tecnologico se dio rapidamente y falto tiempo para intentar mejorar la manera de vivir con una mayor armonia con el planeta.

"El hombre esta desbastando completamente su unico hogar."

Me considero una persona optimista y se que estamos en una cuenta regresiva donde nuestras vidas cambiaran de manera significativa y deberemos estar preparado para ello.

Si bien esto no es lo deseado va a pasar, y a la larga ayudara al planeta, ya que se habra cumplido un ciclo y en este punto el hombre empezara a vivir pensando solo en sobrevivir, criando y cultivando sus comidas.

Como comenzar a adaptarse?

1. Dejando de lado el modelo economico actual, de consumismo y la obtencion de riquezas materiales ya que solo nos entretienen y restan tiempo a cosas mas importantes.

2. Concientizar a los demas para que cuiden el agua y reduzcan los desechos de basura reciclandolos.

3. cultura por cultivar y criar sus comidas ya que esto ayudara a epocas de crisis naturales como sequias e inundacion.

#6 — Juan Carlos

Con la matraca que nos dieron con la bondad de los biocombustibles, y ahora no son la solución sino el problema.

En los años 60 predijeron una glaciación por culpa del CO2, y ahora resulta que el resultado es el contrario.

Yo cada vez hago menos caso a los ecologistas.

#7 — Warp

Otro ejemplo de la cortedad de miras de todo el mundo. Estoy con Juan Carlos y José Luis, los ecologistas nos vendieron una moto y ahora un coche. Lo mismo con las centrales eólicas. Poner eco o bio parece la panacea para vender productos y para ser "bueno".

Además, yo creo que el problema está en otra parte. Me acuerdo cuando al entrar en la CEE nos cacarearon el problema de los "excedentes alimentarios": toneladas y hectómetros cúbicos de leche, mantequilla, azúcar y harina que debíamos dejar de producir en España. Millones de pesetas gastadas en subvencionar el desplante de especies vegetales y eliminación de cabaña ganadera... Y al poco tiempo empezamos a ver verduras francesas y mantequilla holandesa en las estanterías... cuando a nosotros nos sobraba. Ahora la comprábamos a Europa a precios más caros.

Yo creo más lo que leí a una eminencia italiana sobre economía: que los biocombustibles tenían una culpa muy marginal y que la causa era la especulación con la acaparación, cosa que vimos hace no mucho en la tele cuando algunos supermercados USA racionaban algunos cereales. Es decir, es una simple cuestión de mercado.