Por Esther — 4 de Septiembre de 2009

Krummholz.jpg

A partir de un punto, los árboles menguan hasta que ya no pueden crecer. Si es por culpa del viento, a la formación se le llama krummholz , "madera retorcida" en alemán. Ésta, publicada en Niwot Ridge, la muestra en sus inicios

La línea arbolada debería ascender a mayores altitudes y latitudes por el aumento global de temperaturas. Sin embargo, el primer estudio a nivel mundial concluye que no es así y que hay otros factores, como la propia composición del suelo o la erosión.

La investigación de Landcare Research y la Universidad de Lincoln se ha realizado en 166 lugares del mundo con datos de su línea arbolada desde 1900.

Así, la frontera boscosa ha avanzado en 87 de los 166 sitios analizados, en 77 se ha mantenido estable, como en las zonas alpinas y árticas; y en 2 ha retrocedido, aunque en esos dos casos había mucha perturbarción por la actividad humana.

Los datos también revelan que en 111 sitios se ha experimentado un aumento medio de 0,013ºC por año. Los resultados son similares en árboles adultos de más de 2 metros y en vegetación de 5 centímetros de altura.

Publicada en Ecology Letters, la investigación ayuda a proyectar cómo podría cambiar la distribución de las especies.


(Vía ACS)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Qwert.V0

Por mucho que lo oculten los Adoradores del Calentamiento Global, el CO2 a lo mejorrr tambien tiene algo que ver :)