Por @Wicho — 19 de Enero de 2018


Pues no hay mucho más que decir que lo que dice el título de esta anotación. O quizás sí hay una cosa que añadir: 17 de los 18 años más calientes han ocurrido desde 2001.

2016 sigue teniendo el récord absoluto gracias a la actividad de El niño, ya que el agua más caliente con la que viene asociado aumenta la temperatura en todo el planeta. 2017 ha sido el año más caliente de aquellos en los que El niño no estaba activo.

Y no deberíamos decir cambio climático sino calentamiento global.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear