Logo Lainformacion.com
< Fotografía de David J. Nightingale
Todo listo para la llegada del ATV Julio Verne a la Estación Espacial >

El agua del grifo no es tan mala como la pintan

Por Esther Celma Si ya sabemos que el agua embotellada causa efectos más negativos sobre el medio ambiente que el agua del grifo, merece la pena intentar saber por qué el consumo de agua embotellada crece a un ritmo imparable.

Crecimiento del consumo de agua embotellada en el período 1999-2001 por regiones del mundo
Crecimiento Consumo del Agua Embotellada
Fuente: WWF “Bottled Water: Understanding A Social Phenomenon”.

Atención al mercado asiático:

Las ventas se duplicaron entre 1997 y 2002, y ya supone el 22,7% del total. El gigante asiático se ha convertido en el tercer mayor consumidor, con unos 10.000 millones de litros anuales. Por ahora, esto sólo significa una media de ocho litros por persona, pero si los 1.300 millones de chinos quisieran imitar a los españoles, beberían en total más de 150.000 millones de litros al año, es decir, más que el resto del planeta hoy. Es difícil imaginar los montones de plástico desechado que eso supondría para el medio ambiente. Afortunadamente, esta situación es aún consumo-ficción.

Veamos algunos de los argumentos para preferir el agua embotellada:

  1. Es más sana — El agua embotellada se considera alimento. No todas las aguas embotelladas son minerales. De hecho, la inmensa mayoría son aguas purificadas. La mayor autoridad mundial sobre alimentación, la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO) afirma:
    Muchos consumidores consideran que estas aguas, que vienen de manantiales, lagos, ríos o pozos, tienen cualidades casi mágicas y gran valor nutritivo. Esta idea es falsa. El agua embotellada puede contener pequeñas cantidades de minerales como calcio, magnesio y flúor, pero lo mismo ocurre con el agua del grifo de muchos sistemas de acueductos municipales.
  2. Es más segura — Una de las premisas de la Organización Mundial de la Salud es extender el agua potable y garantizar su salubridad a la mayor población posible. En las Guías para la calidad del agua potable explica que no es eficaz una regulación internacional, pero si el proceso a seguir que cada autoridad debe adaptar a sus propias condiciones.

    Por ejemplo, las sustancias químicas.

    La OMS advierte que Documento PDF el agua embotellada es díficil de controlar [PDF, 120 KB] sobre todo, porque puede estar expuesta a altas temperaturas u otras malas condiciones de transporte y almacenaje. En España, el agua envasada sí está regulada por ley. Las etiquetas deben especificar de dónde proviene y su composición.

    No es así en otros países. Un ejemplo extremo, pero ilustrativo, es el del agua contaminada por arsénico en la India disparó el consumo del agua embotellada hace unos años. Por desgracia, sin ninguna garantía. La envasada tabién estaba contaminada y el agua siguió provocando muertes.
  3. El agua embotellada sabe mejor — El agua es insabora por definición. La del grifo sabe porque se ha tratado. La embotellada también se ha tratado. No puede confundirse sabor con calidad. Lo explica muy bien la Agencia de Protección del Medio Ambiente.
  4. El agua embotellada sirve para cuidarse (y adelgaza) — Un ser humano necesita unos dos litros de agua al día. Por mucho que se empeñe la publicidad de las aguas embotelladas, el agua del grifo también hidrata, depura toxina y tiene un efecto saciante. No está demostrado que el agua embotellada adelgace.

Analizados los tópicos más frecuentes sobre el agua embotellada, el único beneficio que se mantiene en pie es un mejor sabor. El sabor, normalmente a cloro, del agua del grifo causa desconfianza y esto ayuda a reforzar los tópicos sobre la calidad del agua envasada.

¿Qué se puede hacer para mejorar el sabor de agua del grifo?

Por mucho que hayan sistemas domésticos para ello, podrían tomarse medidas para mejorar el sabor de la red pública. Claro que comporta unos costes.

El mercado del agua embotellada está en manos de grandes grupos. No es fácil acceder a él. El ejemplo del agua de Murcia es significativo.

A modo de resumen, como explican en en el artículo Geopolítica del agua embotellada hay que temer “que la disponibilidad de agua envasada como alternativa al agua limpia y segura municipal frene las presiones internacionales para proporcionar agua segura a todos los seres humanos. Por coste, por controles y por equidad, el agua embotellada no debe dejar de ser una solución temporal y nunca debe sustituir al suministro público, porque quienes más problemas de acceso tienen, los países pobres, se verían obligados a pagar precios inflados por un agua proporcionada por vendedores privados o empresas de agua envasada”.

Esther es periodista freelance. Corresponsal de El Vigía y adjunta de El Periódico en Tarragona. También colabora con TV3 y la Agencia Efe.

15 comentarios

#1 ping Leitzaran

Aquí en España, y pienso que en Europa en general, el agua del grifo es buena.

Pero no vaya usted a beber agua del grifo en México city, por ejemplo... y son muchos millones de personas...

#2 ping J

Esther, buen artículo, pero el agua no es insabora sino insípida ;-)

#3 ping Valero

Como el agua de mi pueblo pocas xD
Y del agua de Huesca, pues tampoco me puedo quejar.

#4 ping Nacho Palou

How the World Wastes $100 Billion Per Year (Cómo el mundo derrocha 100.000 millones de dólares cada año) — El agua embotellada es el mayor engaño desarrollado por la humanidad; o un magnífico ejemplo de cuán perezosos podemos llegar a ser. El mundo se gasta cada año 100 mil millones de dólares en agua embotellada. Curiosamente, esta agua no llega a los millones de personas que enferman y mueren porque no tienen acceso a agua potable.

#5 ping Esther

1# Leitzaran: Sí, el agua de México tiene muchos problemas de calidad. Por eso es importante invertir en mejorarla.

Como muy bien dices, son muchos millones de personas y tienen derecho a agua potable de calidad.

2# J: Muchas gracias, de verdad.

El agua... ¿no es incolora, inodora, insabora? Lo recuerdo así desde el cole, pero lo comprobaré :-)

#6 ping Roger

Creo que depende en gran medida del lugar dónde vivimos. Por ejemplo, en mi ciudad el agua del grifo es muy poco recomendable por su elevado nivel de sustancias tales como metales pesados. Si viviera en un pueblecito del Pirineo bebería agua del grifo sin ningún problema pero no se puede generalizar. Hay poblaciones en las que ni siquiera se puede beber el agua del grifo, como en algunos pueblos de la província de Lleida.

#7 ping Pablo

Yo bebí agua del grifo durante 25 años, pero al venir a vivir a Barcelona el agua del grifo me sabía muy mal. Desde entonces bebo agua embotellada.

#8 ping Mateo

Siempre me gusto el experimento de Penn & Teller para demostrar que el agua embotellada sabe igual que el agua del grifo.
Le daban a la gente 2 vasos uno con agua embotellada y otro con agua del grifo y nadie era capaz de diferenciarlas.

Pero bueno, yo por agua nunca me he quejado. En mi ciudad, Medellin, tenemos los mejores servicios públicos del país y por ende uno de los mejores del mundo. Ademas de que es muy barato. :)

#9 ping Pablo

Yo bebí agua del grifo durante 25 años, pero al venir a vivir a Barcelona el agua del grifo me sabía muy mal. Desde entonces bebo agua embotellada.

#10 ping albesti

Si el problema del agua embotellada es por el consumo de materias primas (plásticos, sobre todo) ¿por qué no volvemos a usar botellas de vidrio? Cerca de mi pueblo hay una embotelladora en Benassal, que todavía vende botellas de vídrio retornables. Desde hace muchos años además. Creo que hace poco empezaron a envasar en botellas de 5 litros de plástico,más que nada porque la gente en los supers cada vez es menos adicta a devolver los envases.
Todavía recuerdo cuando se devolvían las botellas de fanta y cocacola de litro, hasta que sobre el año 82 salieron las de plástico de dos litros.
Lo de que el agua del grifo no es tan mala, es cierto, lo que ocurre es que por ejemplo en la zona de la comunidad valenciana el contenido de calcio es muy alto (el que le añaden a la leche, para más inri), y para ciertas personas con problemas de riñón, el agua embotellada (con garantías) les ahorra más de un problema.

#11 ping Alvy

Desde el punto de vista puramente práctico la botella de plástico es superior: pesa mucho menos, no hace falta devolverla, resiste más, no es peligrosa si se rompe (imagina llevarte una botella de cristal en la bici)… De modo que es normal que para la mayor parte de los usos sea preferible si sólo se tiene en cuenta eso (y no lo que contamina).

#12 ping Federico

Yo he bebido agua del grifo toda mi vida, y pienso seguir haciendolo. Ademas el agua embotellada para mi sabe hasta peor, habeis probado la de acuarel de nestle? Parece que el plastico se ha disuelto en el agua de lo mala que está.

#13 ping Rox

Soy de Mexico, concretamente de Monterrey, y toda mi infancia y adolescencia tomé agua del grifo, sin percatarme de ningún mal sabor y sin consecuencias negativas. Al venir a vivir a España, a Castellòn, tuve que empezar a tomar agua embotellada, no porque no fuera potable, sino porque sabía fatal.

#14 ping koony

Yo tambien soy mexicana (soy de Querétaro) y coincido con Rox, el agua sabe raro en España, pero creo que es mas limpia.

Tengo una duda: si piensan reutilizar envases, ¿cuánta más agua se gasta lavandolos, ya sean de plastico o vidrio?

Hay que tomar en cuenta esto, la vida de uso de cada material y su practicidad para tratar de no contaminar tanto el ambiente de una manera cómoda para todos. Personalmente creo que es mejor que nos llegue el agua de grifo limpia hasta la casa y evitamos tanto gasto incesario en botellas, pero es muy poco factible en Mexico...´

.. Saludos a España...

#15 ping Josep

Mirad, yo no se quien es el tal Penn & Teller, pero os aseguro que en barcelona, el agua potable que proviene del Llobregat, ni extremadamente fría (no se notan tanto los sabores), sabe a rayos, debido a las Geosminas (una especie de algas que crecen en el rio, al estar en superficie).

Sobre la presencia o no de sustancias toxicas, no comentaré su contenido actual en Triahalometanos (THM) (potencialmente cancerigenos), fuera de ley actualmente (o casi), y que, han forzado a la construccion de una planta de Electrodialisis Reversible (EDR) para extraer salinidad al agua, y evitar los precursores de los THM (estos se crean al añadir Cloro, sea en forma pura, o en compuestos clorados, en contacto con aguas con elevado contenido en sales). El rio llobregat, aparte de llevar un caudal escaso, en su cuenca tiene diversas explotaciones mineras de sales, y, debido a la extraccion y deposicion al aire libre de los materiales, estos se disuelven parcialmente, y llegan al rio.

Se tendría que luchar, en vez de por aspectos meramente éticos, por lograr un coste real de los productos por su huella de CO2. Otro gallo cantaria, no solo en el agua embotellada, sino en muchos otros productos.