Por @Alvy — 29 de Febrero de 2008

Considera utilizar un ordenador portátil en vez de un ordenador de sobremesa.

Ambos tienen sus ventajas y desventajas, son más o menos cómodos o potentes, pero en el plano del consumo energético se considera que en general un ordenador portátil resulta más ecológico que uno de sobremesa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — David

¿Y si tenemos en cuenta la vida útil de unos y de otros?
Porque a parte del consumo, imagino que también debemos tener en cuenta el impacto medioambiental que suponen sus residuos (tanto reciclables como no).
Me gustaría que alguien (o tú mismo) comentara algo al respecto.

#2 — Juan Jose Pablos

¿Referencias?

#3 — Alvy

No tengo ninguna referencia concreta al respecto, simplemente lo he visto en varios sitios mencionado.

Creo que se refiere más bien al consumo energético puntual. Seguramente con los valores de consumo de las fuentes de alientación es bastante obvio ver que un equipo de sobremesa consume más. A nivel de proceso de fabricación imagino que serán similares y los deshechos igual.

Si alguien tiene más datos al respecto que los deje por aquí.

#4 — Joel

Durante la vida media de los portátiles ¿cuántas baterías se utilizarán? Recordemos que las baterías de los portátieles son fuentes muy grandes de contaminación de la tierra, sobre todo si no se desechan debidamente. Y en México es muy probable que pase esto último.

#5 — Alvy

Diría que la mayoría de los portátiles sólo consumen una batería en toda su vida, algunos tal vez dos y seguramente pocos tres o más.

Me parece más probable que se reemplace el equipo completo al cabo de 2-3 años a que la gente se gaste mucho dinero en reemplazar baterías, sobre todo por los precios que tienen.