Por @Wicho — 2 de Diciembre de 2016

Tener una mascota exótica o una planta en casa o en tu jardín que no se corresponde con la zona en la que vives es algo que le mola a muchas personas.

Pero introducir especies en ecosistemas a los que no pertenecen es un gran problema medioambiental, ya que puede suceder que, en ausencia de sus depredarores naturales y enfrentadas a otras especies que no saben defenderse de ellas acaben arrasando.

De hecho se calcula que ya sólo en Europa hay ya más de 10.000 especies no nativas. De ellas hasta un 15% representa serias amenazas para plantas y animales autóctonos. Se sabe que transmiten enfermedades, tienen efectos devastadores sobre cultivos y ecosistemas, y dañan seriamente la biodiversidad. Además suponen un gasto de 2 billones de euros al año en esfuerzos preventivos y de remedio.

Con la idea de concienciar a la gente sobre este problema la Convención de Berna ha lanzado la iniciativa Invasive Crafted Species, en la que varios crafters enseñan cómo hacer plantas y animales exóticos en forma de manualidades.

Si quieres participar puedes enviar los tuyos usando este formulario, tal y como ya han hecho algunas personas. En las redes sociales se están compartiendo con la etiqueta #BetterCraftIt.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear