Por @Alvy — 12 de Diciembre de 2008

The WatermillThe Watermill es un curioso «generador de agua atmosférico»: a partir de la condensación de agua en el aire en zonas húmededas es capaz de producir agua potable, que pasa por un filtro de carbono y se purifica con luz ultravioleta, para su uso doméstico, quedando lista para beber.

Puede generar hasta diez o doce litros de agua al día, lo cual depende del porcentaje de humedad relativa del aire en el lugar donde se instale. Su precio, de unos 1.000 euros, sin duda limitará su adopción generalizada aunque puede venir bien para sitios donde no hay agua potable o incuso como alternativa al agua embotellada.

(Vía Soitu.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Mikel

Sale caro, pero supongo que con el paso de los años se irá abaratando y se convertirá en una gran alternativa...

#2 — mrkiwi

Y el consumo de electricidad?

#3 — Carolina

En zonas realmente húmedas no necesitamos sacar agua del aire, porque ya probablemente viene toda en forma de lluvia, ¿no? Tengo una pregunta con el agua potable: ¿al hervir el agua no se transforma en potable? En realidad, ¿el agua que es potable es algo más que agua libre de gérmenes que nos causan enfermedades?

#4 — Nacho Palou

#3 el agua potable es agua que se puede beber sin causar enfermedades.

Pero "potable" puede significar cosas distintas en diferentes lugares del mundo según la normativa.

Hervir agua elimina bacterias y organismos, pero no elimina los minerales o productos tóxicos que pueda haber en ella.

Algo más seguro es el vapor del agua después de licuarla de nuevo, pero es agua destilada sin sales ni minerales. Lo más seguro -en agua no tratada- es la procedente de la condensación de la humedad del aire (que es precisamente lo que hace el Watermill) o el agua de lluvia.