Por Nacho Palou — 20 de Noviembre de 2012

La basura tecnológica es un problema con numerosas implicaciones. Por ejemplo, el proceso de reciclaje de los componentes electrónicos y materiales —incluso metales preciosos, cotizados y escasos— soldados en un circuito impreso se realiza en gran parte en países como China, de forma precaria y donde la gente trabaja entre gases y materiales tóxicos.

Es uno de los motivos por los que según el National Physical Laboratory eapenas el 2 por ciento de los componentes de los circuitos impresos se reutilizan.

Y es precisamente esta institución la que ha desarrollado un nuevo tipo de circuito impreso cuyos componentes pueden recuperarse en un 90 por ciento utilizando únicamente agua caliente. Esta tecnología es parte del projecto ReUSE (Reuseable, Unzippable, Sustainable Electronics) cuyo objetivo es el desarrollo de tecnología electrónica que pueda reutilizarse en su mayor parte, o reciclarse.

Vía Gizmag.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear