Por @Alvy — 22 de Enero de 2008

Apaga las luces de las habitaciones cuando no haya nadie en ellas.

No sólo reducirás el consumo de energía de forma notable sino que alargarás la vida de las bombillas, con el consiguiente ahorro. Los «manitas» de la casa pueden encontrar en las tiendas de electrónica y bricolaje sensores y temporizadores que apagan las luces solas sin intervención humana.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear