Por Nacho Palou — 16 de Febrero de 2015


Vídeo: Driverless car beats racing driver for first time en The Telegraph.

El coche autónomo de nombre Shelley es un Audi TTS que Volkswagen comenzó a desarrollar hace unos años en colaboración con el Stanford Racing Team de la Universidad de Stanford.

El vehículo es capaz de circular a 200 km/h sin conductor y hace ya tiempo demostró sus incipientes capacidades completando la ascensión al Pikes Peak —una mítica carrera hasta la cumbre que los mejores pilotos humanos recorren en diez minutos—, conduciendo él sólo. Aunque se tomó su tiempo para completarla.

Un tiempo y muchas mejoras después, recientemente Shelley ha sido capaz de batir en su propia casa al piloto amateur David Vodden, que es también el CEO del circuito Thunderhill Raceway Park donde tuvo lugar la carrera en diferido —ambos vehículos no corrían a la vez, sino que se consideró el mejor tiempo que obtuvo cada uno para completar las vueltas. Shelley ganó por 0,4 segundos.

Audi-A7-Sportback-Autonomo-Ces-2016

En carretera abierta los coches autónomos también están demostrando su evolución galopante. A principios de este año un Audi A7 autónomo condujo él solito 900 km para llevar a varios periodistas desde Silicon Valley hasta la feria CES en Las Vegas.

Eso sí, según uno de los periodistas que iba a bordo de Jack (el Audi A7 autónomo), el viaje no podía haber sido más aburrido, que es un poco mi sospecha respecto a los coches autónomos: no-conducir un coche no parece divertido, al menos para todo aquel que disfrute más o menos al volante.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear