Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2013

Aunque los coches que circulan solos están ya más vistos que el TBO Ford los aplica con otra finalidad: comprobar la duración y fiabilidad de sus modelos nuevos haciéndolos circular hasta terminar con ellos.

Según Ford,

Aquí el objetivo no es desarrollar vehículos autónomos que puedan circular por las carreteras; el objetivo es disponer de una solución para las pruebas en pista que permita este tipo de verificación intensa llevando a nuestros vehículos hasta los límites de su ingeniería.

Para ello los robots de Ford y Autonomous Solutions conducen 24 horas al día los siete días de la semana recorriendo exactamente el mismo trazado de la misma manera —incluyendo golpear ruedas con bordillos y circular sobre terreno irregular e incómodo— junto con algunas maniobras específicas comandadas por un humano desde la seguridad de su oficina.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones