Por @Alvy — 10 de Abril de 2017

Esta máquina denominada FlexPlanter es una transplantadora que va pasando eficientemente las plantas de una bandeja de cultivo a otra. La forma de hacerlo es mediante unos mecanismos en la parte inferior que empujan la planta y unos brazos mecánicos que las recogen y mueven a la bandeja de destino.

Para poder realizar correctamente su trabajo la FlexPlanter utiliza un sistema de visión artificial que puede observarse en el vídeo: las plantas se detectan y eligen solo cuando tienen el tamaño adecuado, algo que se puede programar. En el coreografiado ballet de sus movimientos pueden verse en ocasiones cómo algunos brazos no actúan porque no tienen nada que recoger (o no lo consideran necesario).

La FlexPlanter puede transplantar entre 3.000 y 30.000 plantas por hora. Este proceso es algo que anteriormente requería decenas de operarios, si no cientos. Ahora se necesita tan solo un operador por máquina. Tal y como dice el técnico entrevistado en el vídeo

Con esta tecnología esas tres personas ni siquiera tienen mucho trabajo. Tal vez podamos acabar prescindiendo de dos de ellas.

El resultado de esta curiosa situación es una fábrica un poco a lo Naves misteriosas, con artilugios robóticos trabajando con las plantas, una mecánica danza con su peculiar runrún y pocos seres humanos molestando alrededor.

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear